Viaje a Guatemala y México

Programa que ofrece una visión profunda del corazón y los principales territorios del imperio Maya. Rodeados de un paisaje único, dominado por selvas y volcanes, recorreremos México y Guatemala, los dos países que han sabido conservar sus viejas tradiciones hasta hoy en día. Los descendientes de los mayas son los fieles guardianes de esos ritos, cargados de rasgos culturales que se remontan a varios siglos de antigüedad. Los restos de la arquitectura maya no dejan de sorprender. Así, podemos deleitarnos con la visita a algunas de las urbes más bellas que nos dejó la cultura Maya. Seguro que Tikal y también Palenque, rescatada de las profundidades de la selva nos dejarán una profunda huella que perdurará tras nuestro periplo centroamericano. Ciudades como San Cristóbal de las Casas, La Antigua que conservan su aire colonial, contrastan con Livingston en la costa del Caribe cerca de Río Dulce donde sus gentes son garífunas y viven a ritmo de reagge.

ITINERARIO

Día 1
Llegada a Ciudad de Guatemala y traslado a la antigua capital del país: Antigua, fundada en 1543 en el valle de Panchoy.
Los seísmos sufridos a lo largo de la historia no le han restado encanto a esta bella ciudad de calles empedradas, patios con jardines y ventanas enrejadas, una joya colonial de gran valor histórico y cultural que hizo que en 1979 la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad. En estos días tendremos tiempo para perdernos entre sus calles y conocer a pie sus rincones: Parque Central, Palacio de los Capitanes Generales, Universidad de San Carlos Borromeo, Arco de Sta. Catalina, Palacio del Ayuntamiento, estación de Buses, Mercado…, sus iglesias: Catedral, La Merced, San Francisco, Capuchinas, Sta. Clara, San Jerónimo y Recolección o sus Museos: Casa Popenoe, Casa K’ojom, Museo del Café, Museo Colonial, Museo del Libro Antigüo etc.

Día 2 Antigua (Día libre. Opcional ascensión al volcán Pacaya).
Hoy seguiremos disfrutando de la serenidad que emana de ésta ciudad situada en las faldas del volcán de Agua y del volcán de Fuego.
Opcionalmente y si el tiempo fuera aconsejable podremos intentar una excursión y ascensión al Pacaya, impresionante volcán activo de 2.570 metros de altura.

Día 3 La Antigua.
Último día para perdernos entre las calles de ésta linda ciudad colonial, conocer alguna aldea de los alrededores como: Santa María de Jesús, San Juan del Obispo, San Cristóbal el Bajo, San Antonio Aguas Calientes, Ciudad Vieja…, visitar alguna finca: nuez de macadamia, café… o aprovechar para descansar y hacer alguna compra.

Día 4 La Antigua – Sololá (mercado) – Panajachel (Lago Atitlán).
Salimos alrededor de las 8 de la mañana pero antes de llegar a nuestro destino será interesante detenernos en Sololá, población situada en una balconada natural a 600 metros sobre el nivel del Lago. Hoy es día de mercado y se dan cita una interesante concentración de personas, víveres y objetos.
En las márgenes del Lago Atitlán se encuentra Panajachel, desde donde disfrutaremos de magníficas vistas del Lago y los volcanes que lo rodean: Tolimán, Atitlán y San Pedro. La tarde nos dejará tiempo para caminar hacia alguna de las aldeas cercanas como Santa Caterina Palopó, Sta Cruz de La Laguna, San Andrés Semetabaj.

Día 5 Panajachel (libre). Pueblos del Lago.
Desde la mañana temprano podemos visitar en lancha alguna de las aldeas que rodean este espléndido lago de 130 kms2 de superficie y con profundidades de hasta 340 m, dedicadas en su mayoría a la pesca y al cultivo de café, aguacate, maguey etc…sus nombres se identifican con los de los apóstoles: Santiago de Atitlán (con importante culto a la deidad pagana “Maximón”), San Juan de La Laguna, San Pablo, San Antonio Palopó, San Marcos etc… A primera hora de la tarde es aconsejable regresar a Pana ya que comienza a soplar el viento del Lago: “Xocomil”.

Día 6 Pana – Chichicastenango (mercado) – Quetzaltenango.
Sobre las 7:00 de la mañana salimos hacia Chichicastenango, poblado que se encuentra en el departamento del Quiché, región montañosa conformada por profundos barrancos, elevadas mesetas, cumbres y valles. La plaza y el mercado de Chichi son el centro del poblado y de la vida comercial y religiosa cada domingo cuando celebran su interesante misa y mercado. En esta mañana vamos a tener la oportunidad de observar el sincretismo religioso entre los cultos maya y cristiano con el aroma del “copal” envolviéndolo todo. Viviremos su mercado, conoceremos las iglesias de Sto Tomás y El Calvario, el cementerio (colorista e interesante) o subiremos al Cerro Turkaj, en el que se realizan ritos en honor de Pascual Abaj, dios del maíz. Si nos quedara tiempo podremos visitar el pequeño Museo Rossbach en el que se encuentra una réplica del “Popol Vuh”, libro atávico de la creación del mundo maya-quiché.
En la tarde seguimos hacia Quetzaltenango, fértil región salpicada de volcanes, plantaciones y nacimientos de aguas termales.
Al anochecer llegamos a la cabecera departamental Xelajú, nombre originario de Quetzaltenango en lengua quiché, segunda ciudad de la república considerada capital cultural y artística del país.

Día 7 Xela – Huehuetenango – San Cristóbal.
Hoy es día de largo recorrido y conviene madrugar para conocer algo de los alrededores antes de abandonar la región, como por ejemplo, Zunil con culto a la divinidad pagana de “Maximón”, Las Fuentes Georginas aguas termales sulfurosas que brotan de las calderas del extinguido volcán Cerro Quemado o San Andrés Xejul, pequeña aldea con una colorista y singular iglesia, tierra mágica de brujos y chamanes.
Subiendo por la región llegamos a Huehuetenango. Este departamento abarca la sierra de los Cuchumatanes, la más alta cordillera de Centroamérica, con alturas de hasta 4.000 m. Durante el periodo clásico, Huehuetenango formaba parte del reino Mam que dominó gran parte de los altos occidentales, hasta que los quichés los confinaron a Hueuetenango y Gonzalo de Alvarado -hermano de Pedro- los atacó en 1525. La región posee un amplio historial de liberalismo y rebelión.
Desde aquí queda poco más de 1’5 h. para llegar a la frontera de La Mesilla y a Ciudad Cuauhtémoc, ya del lado de México. Tras cumplimentar los trámites aduaneros cambiamos de vehículo y proseguimos hasta San Cristóbal de Las Casas, bonita población colonial rodeada de colinas y situada en el Valle de Jovel, a unos 2.000 m de altitud. En ella concurren a diario indígenas de las poblaciones vecinas e incluso de Guatemala.

Día 8 San Cristóbal de las Casas.
Fue fundada en 1528 como Ciudad Real de Chiapa, perteneciendo a la Capitanía General de Guatemala. Fray Bartolomé de las Casas fue su obispo desde 1545, a su muerte y en su honor la ciudad fue rebautizada con el nombre actual. Cuando llega la conquista española a la región ya solo la habitan pueblos indígenas tzotziles y tzeltales.
En estos días tenemos tiempo para caminar por la ciudad y visitar el zócalo, la catedral, el mercado o alguno de sus museos: Etnográfico, junto a la Iglesia de Sto Domingo, Museo del Traje Indígena de Sergio Castro, Taller de Leñateros (se puede visitar y conocer el proceso de reciclaje de papel, grabado, artesanías…), Museo de la Medicina Maya (OMIECH, organización médicos indígenas estado de Chiapas), Na Bolom.

Día 9 San Cristóbal Libre (Opcional San Juan Chamula, Zinacantán).
Otro día libre en el que recomendamos conocer alguna de las interesantes poblaciones cercanas como San Juan Chamula (en la Iglesia de San Juan Bautista no hay misa ni sacerdote, cada rezo es una comunicación directa y personal con Dios, son frecuentes en el templo las curaciones y ceremonias de “chamanes” y “curanderos”), Zinacantán (bellos textiles, cultivo de flores..), Amatenango del Valle (bonita alfarería manual y artesanal), San Luís Larrainzar etc…
Algo más alejado el Cañón del Sumidero, espectacular desfiladero de 40 km de longitud excavado por el Río Grijalva, con una altura máxima de 1 Km, una profundidad de hasta 200 m y paredes de entre 600 y 1.000 m: Gruta del Silencio, Gruta de Colores, Cascada del árbol de Navidad…. durante el recorrido en lancha es posible avistar diferentes tipos de aves como pelícanos, zopilotes (buitres), garzas… o incluso cocodrilos. Con vehículo también es posible observar el Cañón desde arriba en diferentes Miradores: La Coyota, La Ceiba, Los Tepehuajes, El Roblal etc…al final del mismo se encuentra la Presa de Chicoasén que abastece la 1/4 parte de la energía en México y exporta el resto a Centroamérica). Otra buena posibilidad sería hacer una excursión a Los Lagos de Montebello, aunque esto demoraría mínimo un día.

Día 10 San Cristóbal – Agua Azul – Misol Há – Palenque.
Día de recorrido en el que haremos un alto en el camino para conocer las Cataratas de Agua Azul, bellos remansos de agua turquesa (si no es época de lluvias), cascadas y rápidos. Antes de llegar a Santo Domingo Palenque, situada en las tierras bajas de Chiapas, visitaremos Misol-Há, espectacular cascada de 30 m de altura.

Día 11 Palenque. Visita y tiempo libre.
Es uno de los más espectaculares asentamientos pertenecientes al periodo clásico reciente (S.VI al IX d.C.) y es conocida desde finales del S. XVIII por los informes de diversos exploradores. Fue excavada y restaurada por 2 arqueólogos mexicanos: Miguel Ángel Fernández hasta 1945 y Alberto Ruz que continuó el proyecto desde 1949. En 1952 A. Ruz descubre un impresionante sarcófago en el Templo de las Inscripciones que resulta ser el primero hallado en una pirámide maya, es conocido actualmente como la Tumba de Pakal.
En la mañana traslado al sitio arqueológico para conocer sus templos, palacio, acueducto…, disfrutar el sendero de la selva con el Río Otolúm y por supuesto visitar el bello museo con objetos encontrados en el lugar, entre los que destacan impresionantes incensarios ceremoniales. Tarde libre.

Día 12 Palenque – Yaxchilán – Usumacinta – Bethel – Flores – Tikal.
Yaxchilán también pertenece al periodo clásico reciente (del S.IV al IX d.C.) y se localiza en una recóndita curva del río Usumacinta en plena selva, a mitad de camino entre México y Guatemala. Esta ciudad alcanzó gran esplendor en el S.VII durante el reinado de la dinastía Jaguar: “Escudo Jaguar” y su hijo “Loro Jaguar”.
Sus conquistas y símbolos aparecen grabados y representados en estelas, altares, fachadas etc… Al parecer esta ciudad habría sido la más importante del área, utilizando incluso a Bonampak como centro ceremonial, pero al igual que otras muchas ciudades mayas se abandona en el S.IX.
Hoy, después de desayunar, salimos en dirección a Yaxchilán. Después de su visita proseguimos hacia Guatemala, entrando en lancha por su frontera natural: el Río Usumacinta. Del otro lado, en la comunidad de Bethel, nos estará esperando nuestro vehículo para llevarnos a Tikal, ya en la Selva del Petén.
La magnífica ciudad maya de Tikal ocupa un área de 576 kms2 y además de contar con espléndidos monumentos, se encuentra en un entorno natural privilegiado, con una exuberante vegetación y una fauna muy especial que no se deja ver a simple vista.
Las primeras evidencias de ocupación se remontan al año 800 A.C., por lo que se la identifica como del periodo Preclásico Medio, aunque las últimas construcciones encontradas corresponden al Clásico Tardío, 900 años D.C. Durante estos 1.500 años de ocupación se dio un alto desarrollo cultural, urbanístico, arquitectónico, artístico, astronómico, matemático, agrícola y comercial.
Sentir caer la tarde desde El Mundo Perdido o contemplar la Selva desde el Templo IV o V son experiencias que no pueden dejarnos indiferentes.
Llegada en la tarde, cena y tiempo libre.

Día 13 Tikal – Biótopo Cerro Cahuí (Traslado al L. Petén Itzá por la tarde).
Durante la mañana de hoy realizaremos una visita guiada por Tikal. Después tendremos tiempo para conocer el pequeño museo de arqueología y seguir disfrutando de esta bella ciudad, recorriendo sus templos más lejanos o caminando por alguno de sus senderos naturales. Al atardecer salimos en dirección al Lago Petén Itzá. En su lado nordeste y a 2 km del Remate se encuentra el Biotopo Cerro Cahuí, hermoso bosque húmedo subtropical, declarado Reserva Natural en 1982.
Pasamos la noche en un acogedor y tranquilo ecolodge apartado de rutas convencionales a orillas del Lago.

Día 14 Cerro Cahuí – El Remate – Poptún – Río Dulce.
En el Cerro Cahuí conviven una gran diversidad de animales y plantas (pizotes, armadillos, margays, monos, mapaches… / bromelias, orquídeas, cedros, caobas…), además de ser un excelente observatorio de aves: tucanes, loros, garzas…
Temprano en la mañana podemos conocer el biotopo y recorrer uno de los dos senderos que suben a la parte alta del cerro, desde donde se observan bellas vistas.
Hacia mediodía nos dirigimos al Atlántico y llegamos al Lago Izabal, el más grande del país, con aproximadamente 48 km de largo, 28 de ancho y una profundidad máxima de 18 m. Es navegable y con viento se forman olas de cierta consideración. Sus principales afluentes son el Polochic y el Sauce y su desagüe natural es el Río Dulce.
Noche en cabañas* en el Río. *Este alojamiento (finca de “árbol de hule”) nació como un proyecto de reforestación y conservación del bosque primario en una propiedad privada. Más tarde, en 1990, se decidió crear un albergue ecológico en un ambiente que resaltara la belleza natural de los humedales y bosques subtropicales.

Día 15 Río Dulce libre (Río, Finca Paraíso, Livingston…).
El Río Dulce, corriente de agua de 42 km, surge del lago Izabal junto al castillo de San Felipe. En su cauce forma un ensanchamiento conocido como El Golfete, de 62 km, que casi constituye una laguna, después se estrecha de nuevo formando un espléndido cañón. Todo el recorrido está cubierto de abundante vegetación, escarpadas paredes e impresionantes farallones. En su lado norte se encuentra la Reserva Natural Chocón-Machacas. Desemboca en el mar Caribe, dentro de la bahía de Amatique a la altura de Livingston.
Hoy tenéis la posibilidad de navegar por el Río Dulce y conocer Las Lagunetas, La Isla de los Pájaros, las Aguas Termales y El Castillo de San Felipe, fortaleza española construida en 1652 en honor de Felipe II como defensa a los continuos ataques de piratas ingleses (Sharp, Morgan…), en la actualidad se encuentra restaurado ya que fue incendiado y destruido en varias ocasiones. En la desembocadura del río se encuentra la alegre y festiva Livingston, pequeña aldea con una interesante población en su mayoría de origen africano, su cultura es un híbrido de manifestaciones caribeñas, africanas, indígenas y españolas, tiene lengua y nombre propios: Garífuna.
Otras interesantes opciones son: el Biotopo Chocón Machacas, reserva protegida entre manglares y hábitat natural del manatí (vaca marina), el proyecto “Aktenamit” en el Río Tatín o la Finca Paraíso, cascadas de aguas termales que fluyen a pozas de agua fresca.

Día 16 Río Dulce – Quiriguá – Guatemala.
En el Valle del Motagua y rodeado de plantaciones de banano se encuentra el sitio arqueológico de Quirigüá con uno de los trabajos de escultura más insólitos y bellos del Mundo Maya. Hacia 1840 ya fueron descritos por John L. Stephens sus “zoomorfos”- bloques de arenisca con animales fabulosos- y sus enormes estelas, la conocida como estela “E” es la más alta encontrada en la civilización maya: 10.6 m. Aunque su trabajo es algo menos notorio que el de Copán (Honduras) su historia siempre estuvo ligada a la de esta importante ciudad.
Hoy, en nuestro último día de recorrido, conoceremos esta pequeña ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981. Al atardecer llegamos a la actual capital de este bello y sorprendente país, Ciudad de Guatemala.

Días 17 y 18 Guatemala – Barcelona/Madrid.
A la hora indicada nos trasladamos al aeropuerto para tomar el vuelo internacional de regreso.

PRECIOS DESDE:
En grupo de 2:      3.045 Euros por persona.
En grupo de 4:      2.465 Euros por persona.
En grupo de 6 (con guía):            2.730 Euros por persona.

El precio puede variar en función del mercado de divisas y de las tasas del billete de avión.

EL PRECIO INCLUYE:
Guía privado durante la ruta en el caso de 6 o más personas.
Traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto
Transporte y recorrido en vehículos privados con chofer profesional según ruta.
Alojamiento en hab. con baño privado en hoteles categoría “Turista Superior” y “Turista” en Antigua, Pana, Xela, Guate y PN Tikal.
Ecolodge en Biotopo y Río Dulce.
Excursión en lancha pueblos Lago Atitlán.
Lanchas Río Dulce/ Livingston/ Río Dulce.
Una Entrada al PN y Museos de Tikal Una cena y un desayuno en PN Tikal y en Biotopo.
Tour con guía especializado en Tikal.
Seguro de asistencia.

EN MEXICO (Chiapas):
Transporte según ruta.
Chofer-guía o guía.
Alojamiento 5 noches en hab. doble hoteles 4****.
Desayunos americanos.
Entradas y visitas mencionadas.
Seguro de asistencia.

EL PRECIO NO INCLUYE:
Billete de avión Barcelona/Guatemala /Barcelona. Desde 595 euros con las tasas del billete (American Airlines clase N).
Tasas de salida o entrada de aeropuertos o aduanas.
Comidas salvo las mencionadas en el apartado INCLUIDO.
Propinas a chofer, maleteros y demás servicios.
Ninguna otra actividad, excursión, entrada o servicio no especificado. Viaje a Guatemala y México

 

SUBIR